Cinco tips para pedir tu pastel personalizado

Cinco tips para pedir tu pastel personalizado

En mis 20 años de experiencia de servicio al cliente me he encontrado casi de todo y cada día tratamos de aprender las nuevas necesidades del cliente, por ello les comparto cinco tips o recomendaciones para que las tengan en cuenta.

 

1. Definir el tamaño de evento:

Es importante que desde un principio esté definido el tamaño del pastel. No es lo mismo que nuestro proveedor piense en hacer un pastel para 100 personas y después tenga que ajustar para aumentar 50 personas.
 
2. Considerar la sede del festejo
Cuando planeamos nuestro evento queremos que todo sea perfecto y en tiempo. Es importante que al momento de encargar el pastel no exageremos en la hora en que nos entregarán el pastel. Si mi evento empieza a las 7 de la noche, no es necesario pedir que el pastel llegue a las 4 de la tarde. Debes asegurarte que el pastel no esté a la intemperie por varias horas.
 
Si tu festejo es en un lugar cálido, deberás tener la opción de guardar el pastel en el refrigerado o bien, pedir que se te entregue lo más cercano a la hora de consumo. Claro, con un tiempo razonable para que el pastel esté exhibido en el salón. Recuerda que el pastel será el punto de encuentro de la reunión. 
 
3. ¿Qué tipo de pastel quiero (presentación o sabor)?
Los tiempos donde teníamos que conformarnos con el clásico pastel cuadrado, con un letrero hecho a mano y unas cuantas flores naturales a cambio de disfrutar de un sabor delicioso, ya quedaron atrás. Hoy es posible tener un pastel hermoso, con flores naturales o de fondant, con figuras elaboradas con distintas materias primas, diseño con duya y tener el mejor sabor. Esto solo se logra con relaciones profesionales entre el cliente y el pastelero. 
 
4. ¿Quién me dará el mejor servicio?
No les ha pasado que ya tienen definido y apartado su pastel y que el proveedor les hace ir por él, cargarlo, meterlo a la cajuela del auto para luego llevarlo a la fiesta. Y peor todavía, levantar la plancha del pastel para 150 ó 200 personas y terminar con la crema embarrada en la camisa. No hay mayor satisfacción para un equipo de trabajo que dejar el pastel en la mesa del salón y observar la reacción de un cliente satisfecho. Pastelería que se respeta entrega el pastel en el lugar del evento.
 
 
5. Flexibilidad del proveedor
Estamos acostumbrados a que las pastelerías ofrezcan lo que resulta más fácil para ellos. Un pastel personalizado es justamente un producto hecho a la medida, como el cliente lo quiere: redondo, cuadrado, en pisos, de uno o dos sabores, con flores naturales, de fondant, con algún diseño con duya, de diferentes colores, etc.
 
Es importante que comparen servicio y atención que cada pastelero les ofrece y que escuchen las recomendaciones que les hacen, lo más seguro es que nosotros ya hayamos pasado por una situación similar y podremos ofrecer alternativas. 
 
El pilón: asegúrense de que su proveedor les ofrezca alternativas de pago que hagan fácil el proceso de compra y entrega del pastel. Nada como tener resuelto este tema para que el día del evento evites tener que ocuparte de liquidar el pastel.

Después de la pandemia, felices 17

Después de la pandemia, felices 17
Pastel para 175 personas, sabor: red velvet, cada piso con un decorado distinto según el gusto de la clienta, cake topper con el número 17.

Cada uno de nosotros sufrimos la pandemia de distintas formas y aún estamos a la espera de que esta experiencia sanitaria termine por completo para recuperar la normalidad en nuestras vidas, entre ellos los festejos que quedaron pendientes.


Los efectos de la crisis de salud los cuento en términos materiales, que si bien cambiaron radicalmente mi esquema de vida y me llevaron a reinventarme, hoy mis seres queridos están junto a mí en la búsqueda de vivir al máximo cada día. Eso es lo importante.


Esta semana tuve la oportunidad de atender a una clienta que precisamente está en el proceso de recuperar los momentos que quedaron suspendidos por el encierro de casi dos años: la celebración de los 15 años de su hija, ahora con un pastel con los números 1 y 7.


La satisfacción de planear con la familia de la festejada, la forma, sabor, color y el servicio que se le ofreció para que el pastel llegara a la hora acordada al salón de fiestas, es un trabajo que me ayuda a crecer en lo personal y lo empresarial.


La empatía, uno de los tres valores de Pastelería Cinco20, es uno de los aprendizajes que me dejó el Covid-19 y ahora trato de trasladarlo a cada una de las personas que se acercan a preguntar por nuestros servicios. Es maravilloso conocer las historias que hay detrás de cada persona.


Saber que nuestra labor da como resultado una sonrisa en una quinceañera o en un cumpleañero, es inigualable… y más en estos tiempos pandémicos.


Como dice la Showgirl, Tania Rojano, “mi trabajo no es trabajo”.


Nuestros clientes opinan

🎂

Excelente presentación y sabor excepcional 😋 Postres únicos

🎂

Los pasteles son una delicia! Súper recomendables!